La pesca de la Carpa (Cebos – Granos y semillas)

Cebos (Granos y semillas)

A continuación vamos a aprender a seleccionar el cebado y prepararlo de la forma más adecuada.

  • El Maíz

El maíz es un cebo de efecto rápido, pues es inmediatamente reconocido por la carpa como alimento natural y aceptado instantáneamente. Aunque el pez se dé un atracón, no pasa nada porque se digiere de forma muy rápida. Vamos a ver dos formas de preparar este grano:

  1. Ponemos el maíz en un recipiente inoxidable, a este le añadimos agua hasta tener el doble del volumen que ocupa el maíz. A continuación lo pondremos a calentar y en el momento en que empiece a hervir, lo ponemos a fuego lento durante una hora y media aproximadamente. El recipiente debe permanecer tapado durante todo el proceso, una vez finalizado el tiempo lo apartaremos del fuego y lo dejaremos que termine de hincharse.
  2. Al igual que con el método anterior,  ponemos el maíz en un recipiente inoxidable y lo cubrimos de agua. Lo dejamos en remojo durante 3 días para que vaya absorbiendo el agua y aumente de tamaño. Transcurrido este tiempo, procedemos a cocerlo. Justo en el momento en el que el agua empieza a hervir, contaremos media hora y una vez transcurrida, lo retiraremos del fuego para que termine de hincharse.

A continuación proseguiremos de distintos modos, según el resultado deseado.

  • Una vez se han enfriado los granos de maíz, los extenderemos sobre un tapiz absorbente, donde los dejaremos secar durante un día. De esta forma tendremos unos granos de maíz con cierta dureza y más fáciles de transportar.
  • Otra forma de prepararlo es vertiendo el maíz junto con el agua de la cocción en recipientes que cerraremos herméticamente. Se mantendrá el maíz durante 2 o 3 días para que favorezca la fermentación alcohólica de los granos y resulte más atractiva para los peces.
  • La Chufa

La chufa es uno de los mejores granos. Dura y gruesa, es utilizable incluso en el anzuelo, pues podemos atravesarla para colocarla en el hair y además resiste el lanzado. Es un grano atractivo pero no debemos abusar de él. No es un cebo instantáneo, sino que debemos acostumbrar a la carpa por medio de cebados previos, para que vayan conociendo este grano y aprendan a valorarlo. Resulta muy atractiva porque tiene un alto contenido en azúcar y los peces lo detectan, debido a que la chufa lo difunde en el agua. Cuando los dientes faríngeos del pez machacan la chufa, ésta estalla en pequeños trozos y satura con su sabor el sentido del gusto de la carpa. Además, al ser tan dura, cuando el pez la mastica, se oye claramente el chasquido. Este sonido se escucha a gran distancia, debido a las propiedades físicas del agua, y atrae a los peces por muy lejos que estén. El método de preparación es el siguiente.

Dejamos las chufas en remojo durante 24 horas. Una vez transcurrido este periodo de tiempo, las hervimos durante 30 minutos. Cuando finaliza la cocción, el agua estará fuertemente aromatizada por el azúcar que ha desprendido la chufa. Ahora vertemos todo en un recipiente y lo mantenemos cerrado durante 3 días, pasado este tiempo las chufas estarán inmersas en un gel azucarado que hará las delicias de la carpa.

  • El Altramuz

 

Es un buen grano para el otoño, muy rico en proteínas. Para prepararlo lo dejaremos en remojo durante varios días y después lo herviremos durante 30 minutos. Pero, no debemos hervirlo con el agua  con la que los dejamos en remojo, porque el atramuz la habrá dejado muy amarga. Es un grano muy práctico sobretodo en fondos fangosos, ya que al ser un grano con una superficie bastante grande, no se hunde en el cieno.

  • El cacahuete

El inconveniente que tiene este grano es su gran poder nutritivo, que puede llegar a saciar el apetito del pez si lo utilizamos en exceso. El uso de este grano es recomendado si pescamos en embalse con presencia de pez gato, el cual acabaría rápidamente con cualquier otro cebado y en cambio no tocan el cacahuete. Hay una especie de cacahuete de color rojizo más intenso que nos proporcionará mejores resultados. Su preparación es muy sencilla, basta con hervir los cacahuetes durante una hora y ya los tendremos listos. El inconveniente es que no se pueden mantener mucho en remojo, así que deberemos utilizarlos antes de tres días después de haberlos hervido.

  • El Trigo

Este cebo lo utilizaremos especialmente en primavera, época en la que las carpas buscan ansiosamente pequeños alimentos blandos. El impacto de estos pequeños granos contra la superficie del agua atraerá a las carpas y las mantendrá en el cebadero. Al ser un grano pequeño, las carpas estarán mucho tiempo buscándolo y nunca llegarán a llenarse ni sentirse saciadas. Este cebo es preferible utilizarlo como mezcla con otros granos, como complemento. Para prepararlo, seguiremos el mismo método descrito anteriormente, sólo que en este caso no hará falta tanto tiempo de cocción.

  • El cañamón

Es el cebo que posiblemente más poder de atracción tenga sobre la carpa y el barbo. El inconveniente es que el pez se ofusca tanto en este grano que con frecuencia no quiere saber nada de otros cebos. Por tanto, no conviene abusar de él, sino utilizarlo en pequeñas cantidades, como complemento de otros granos.

  • El Haba

Es un grano muy utilizado en ciertos embalses españoles. Concretamente en el embalse de Orellana, lugar privilegiado para la pesca de grandes carpas, se viene cebando con haba desde hace tanto tiempo y tantas generaciones de pescadores, que hoy en día es prácticamente una locura ir a este embalse sin llevar un cebado de este grano. Una buena opción es utilizar habín en lugar de haba, es más económico y nos dará los mismos resultados. La única diferencia es que el tamaño es más pequeño. Para prepararlo, dado que es un grano que absorbe mucha agua, conviene dejarlo dos o tres días en remojo, después de lo cual herviremos durante 45 minutos y lo dejaremos enfriar en un recipiente cerrado. Es un grano que fermenta alcohólicamente en estas condiciones y así resulta más atractivo.

  • El Garbanzo

Se utiliza mucho en el centro de Europa para la pesca de la carpa y sobre todo para el amur (carpa herbívora), su piel tiene un gran poder de absorción y a menudo una vez hervido se le añaden aromas líquidos para que cojan el sabor. Para capturar amures se utiliza el aroma a ajo que es muy efectivo, aunque no debemos excedernos con la cantidad de aroma líquido. Una vez que empieza a hervir el agua se mantienen unos 20 minutos, después se dejan reposar. Si los dejamos demasiado tiempo hirviendo la piel se desprende y la parte dura del interior se sale.

Saludos a tod@s,

JMHAlegre

About these ads
Esta entrada fue publicada en La Carpa, La pesca de la Carpa (Los Cebos - Granos y semillas), Pesca y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s